Buscar en esta enciclopedia

Cargando...

domingo, 9 de marzo de 2014

viernes, 22 de noviembre de 2013

Dr. Omar Guillermo

Dr. Omar Guillermo Henríquez

Dr. Omar Guillermo

Dr. Omar Guillermo Henríquez

jueves, 4 de abril de 2013

La lealtad


La Lealtad
La lealtad es una perla entre los granos de arena, y sólo quienes realmente entienden su significado pueden verla.
Así, el Sembrador de la Discordia puede pasar mil veces por el mismo lugar; pero jamás percibirá esa pequeña joya que mantiene unidos a los que deben continuar unidos.
La lealtad jamás puede ser impuesta por la fuerza, por el miedo, por la inseguridad o por la intimidación.
Es una elección que sólo los espíritus fuertes tienen el coraje de hacer.
Y, por ser una elección, jamás es tolerante con la traición, pero siempre es tolerante con los errores.
Y, por ser una elección, resiste al tiempo y a los conflictos pasajeros.
Paulo Coelho
El Manuscrito encontrado en Accra

domingo, 31 de marzo de 2013

Discurso de Pepe Mujica en Río

Discurso de Pepe Mujica en Río:
Discurso de Pepe Mujica en Río:
El discurso ya se está considerando histórico,
Mujica habló ante una audiencia de mandatarios que con desgano escucharon las verdades brutales que les decía, recien a días del discurso, la prensa internacional y el mundo comienzan a tener en cuenta que no fue un simple discurso el que dijo el presidente uruguayo.

Autoridades presentes de todas la latitudes y organismos, muchas gracias. Muchas gracias al pueblo de Brasil y a su Sra. presidenta, Dilma Rousseff. Muchas gracias también, a la buena fe que han manifestado todos los oradores que me precedieron. 
Expresamos la íntima voluntad como gobernantes de apoyar todos los acuerdos que, esta, nuestra pobre humanidad pueda suscribir. 

Sin embargo, permítasenos hacer algunas preguntas en voz alta. 

Toda la tarde se ha hablado del desarrollo sustentable. De sacar las inmensas masas de la pobreza. 

¿Qué es lo que aletea en nuestras cabezas? ¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas? 

Me hago esta pregunta: ¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar? 

Más claro: ¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales? ¿Será eso posible?

¿O tendremos que darnos otro tipo de discusión? 

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo. 

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta. 

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros? 

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad? 

No digo nada de esto para negar la importancia de este evento. Por el contrario: el desafío que tenemos por delante es de una magnitud de carácter colosal y la gran crisis que tenemos no es ecológica, es política. 

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida. 
No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental. 

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y la sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros. 

Pero ese hiper consumo es el que está "agrediendo" al planeta. 

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida.
¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas!
Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso. 

Estos son problemas de carácter político.
Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura. 

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”.
Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado,
"sino que tenemos que gobernar al mercado". 

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político.
Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”.
Y desea más y más. 

"Esta es una clave de carácter cultural" 

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan.
Y lo voy acompañar, como gobernante.
Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo "rechinan".
Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa.
La causa es el modelo de civilización que hemos montado.
Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes.
Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo.
Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas.
Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne.
Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable. 

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas.
Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes.
¿Por qué?
Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida. 

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?
¿Solamente consumir?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad.
Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra,
del cuidado a los hijos, junto a los amigos. "Y tener, sí, lo elemental" 

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos.
Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama "felicidad humana"El discurso ya se está considerando histórico,
Mujica habló ante una audiencia de mandatarios que con desgano escucharon las verdades brutales que les decía, recien a días del discurso, la prensa internacional y el mundo comienzan a tener en cuenta que no fue un simple discurso el que dijo el presidente uruguayo.

Autoridades presentes de todas la latitudes y organismos, muchas gracias. Muchas gracias al pueblo de Brasil y a su Sra. presidenta, Dilma Rousseff. Muchas gracias también, a la buena fe que han manifestado todos los oradores que me precedieron. 

Expresamos la íntima voluntad como gobernantes de apoyar todos los acuerdos que, esta, nuestra pobre humanidad pueda suscribir. 

Sin embargo, permítasenos hacer algunas preguntas en voz alta. 

Toda la tarde se ha hablado del desarrollo sustentable. De sacar las inmensas masas de la pobreza. 

¿Qué es lo que aletea en nuestras cabezas? ¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas? 

Me hago esta pregunta: ¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar? 

Más claro: ¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales? ¿Será eso posible?

¿O tendremos que darnos otro tipo de discusión? 

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo. 

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta. 

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros? 

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad? 

No digo nada de esto para negar la importancia de este evento. Por el contrario: el desafío que tenemos por delante es de una magnitud de carácter colosal y la gran crisis que tenemos no es ecológica, es política. 

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida. 
No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental. 

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y la sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros. 

Pero ese hiper consumo es el que está "agrediendo" al planeta. 

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida.
¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas!
Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso. 

Estos son problemas de carácter político.
Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura. 

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”.
Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado,
"sino que tenemos que gobernar al mercado". 

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político.
Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”.
Y desea más y más. 

"Esta es una clave de carácter cultural" 

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan.
Y lo voy acompañar, como gobernante.
Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo "rechinan".
Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa.
La causa es el modelo de civilización que hemos montado.
Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes.
Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo.
Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas.
Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne.
Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable. 

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas.
Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes.
¿Por qué?
Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida. 

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?
¿Solamente consumir?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad.
Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra,
del cuidado a los hijos, junto a los amigos. "Y tener, sí, lo elemental" 

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos.
Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama "felicidad humana"

viernes, 8 de marzo de 2013

Hoy soy mejor persona que ayer...


Desde que nací hasta la fecha, en cada minuto de mi estancia en este mundo, no todo ha sido bueno. He cometido también errores, equivocaciones, caídas, fallas, torpezas, etc., etc., etc,...


He hecho cuando he podido tratando de remediar y enmendar algunas cosas; subsanando, mejorando, cambiando y evolucionando sin saber hasta donde podría llegar y que podía  recuperar...


¿y sabes que? he llegado a la conclusión y creo firmemente que aunque no he alcanzado la perfección y aunque no he logrado todo cuanto he querido ahora puedo decir que hoy soy mejor persona que ayer... 

Dr. Omar g. Guillermo H.

martes, 5 de marzo de 2013

20 frases motivadoras para emprendedores en tiempos de crisis


En época de crisis la motivación es una cualidad fundamental. En cualquier ámbito de la vida, ya sea laboral o no y se trabaje por cuenta propia o ajena, resulta una característica muy importante si se quiere triunfar.

Así, Alejandro Suárez publica en El Mundo cuáles son las 20 mejores frases para emprendedores en tiempos de crisis. Quizás algunas sean mejores que otras, o tengan más sentido, pero seguro que todas ellas resultan en cierto modo útiles para espíritus emprendedores.

1. “El fracaso derrota a los perdedores, el fracaso inspira a los ganadores”. Robert T. Kiyosaki.
2. “La única parte donde el ‘éxito’ aparece antes que el ‘trabajo’ es en el diccionario”. Vidal Sasoon.
3. “Algunas personas sueñan con hacer grandes cosas, mientras otras están despiertas y las hacen”. Anónimo.
4. “No puede impedirse el viento, pero hay que saber construir molinos”. Proverbio holandés.
5. “Tan solo los mediocres nunca tienen un mal día”. Anónimo.
6. “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”. Steve Jobs.
7. “Un hombre con una nueva idea es un loco hasta que ésta triunfa”. Mark Twain.
8. “Tan solo hay tres grupos de personas: los que hacen que las cosas pasen, los que miran las cosas que pasan y los que preguntan qué pasó”. Nicholas Murray Butler.
9. “No creo en las musas… pero si llegan que me pillen trabajando”. Picasso.
10. “A los pobres les gusta comprar barato. A los ricos, sin embargo, ahorrar cuando compran”. Juan Roig.
11. “Si hubiera preguntado a mis clientes qué es lo que necesitaban, me hubieran dicho que un caballo más rápido”. Henry Ford.
12. “Hombre sin sonrisa no abre tienda”. Proverbio chino.
13. “No he fracasado, he encontrado 10.000 maneras en las que esto no funciona”.Thomas Edison.
14. “Solo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo”. Warren Buffett.
15. “Nada tarda tanto en llegar como lo que nunca se empieza”. Alain.
16. “Trata bien a los frikis, algún día trabajarás para uno de ellos”. Bill Gates (a su hijo).
17. “El genio consta de un 1% de inspiración y un 99% de transpiración”. Thomas Edison.
18. “En los negocios solo existen dos reglas: Regla número 1: nunca perder dinero. Regla número 2: nunca olvidar la regla número uno”. Warren Buffett.
19. “El crecimiento constante es el mejor mecanismo de supervivencia”. Amancio Ortega.
20. “El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder entusiasmo”.Winston Churchill

fuente: http://sabiasundato.net/20-frases-motivadoras-para-emprendedores-en-tiempos-de-crisis/

sábado, 2 de marzo de 2013

Discurso de Bill Gates: Las 11 Reglas de la Vida que tus Hijos no Aprenderán en el Colegio


11 Reglas:

Bill Gates volvió recientemente a su antiguo instituto a dar un discurso a los alumnos, y entre todas las cosas que les dijo recalcó 11 reglas de vida para que tuvieran en cuenta los chicos:

Regla Uno- La vida no es justa, acostúmbrate a ello.
Regla Dos- Al mundo no le importará tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.

Regla Tres- No ganarás US$5.000 mensuales justo después de haber salido de la escuela, y no serás el vicepresidente de una empresa, con coche gratis, hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho.

Regla Cuatro- Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.

Regla Cinco- Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: le llamaban oportunidad.

Regla Seis- Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.

Regla Siete- Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como lo son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, lavar tu ropa sucia y escucharte hablar acerca de lo “super” que eres y lo pesados que son ellos. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes, contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación, escritorio, armario y closet.

Regla Ocho- En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesitas para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.

Regla Nueve- La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

Regla Diez- La televisión no es la vida real. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.

Regla Once- Sé amable con los "NERDS" (los más aplicados de tu clase). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

domingo, 17 de febrero de 2013

Palabras del presidente de The 11 Men



Prólogo: 

Dr. Omar Guillermo Guillermo Henríquez
Médico, Filosofo y Humanista.
Presidente The 11 Men

A lo largo de la vida he aprendido que para demandar la justicia social que necesitan los pueblos y para transformar ideas o teorías, las opciones oportunas y necesarias capaces de garantizar ese desarrollo gradual, evolución y crecimiento humano constante son; la participación, la disposición, la perseverancia, la unidad, el conocimiento, la educación, la investigación, el aprendizaje, el dialogo, la diplomacia, el respeto, la salud, la justicia y la confianza y un pensamiento incorruptible y patriótico.



Es necesario evolucionar de manera constante porque la vida misma es evolución, no te quedes estático más bien mantente en movimiento, sé parte de la evolución y con mucho respeto pasa pagina al pasado, Re-evoluciona por las mejores vías o alternativas que tengas, pero evoluciona y si el sistema ya sea por la vía de la inconstitucionalidad, abuso, dictadura o represión te obligan a usar otras alternativas para alcanzar la evolución social de tu pueblo, entonces has uso de la resistencia, rebeldía, oposición, rebelión, insurrección, sublevación, o revolución. 





Tenemos en mano una gran capacidad, una fuerza, un gran factor a nuestro favor y muchos no lo sabemos, y de los pocos que lo saben algunos no saben que esto es determinante para hacer de República Dominicana un país mejor, y a esa "capacidad-fuerza-factor" al que me refiero es a la capacidad de decidir lo que hacemos, a esa capacidad de decidir mirar a la derecha o a la izquierda, a esa capacidad de decidir hacer lo correcto o lo incorrecto, esa misma capacidad que nos permite sumar o restar, capacidad que puede aportar en un mundo lleno de necesidad muchas cosas o puedes decidir no aportar nada, de esa capacidad-fuerza -factor al que me refiero permite decidir callar o hablar, mirar o cerrar los ojos, capacidad que nos permite escoger entre luchar o rendirse, dar o recibir, participar o no participar, movernos o no movernos, esta misma capacidad nos permite vivir dormidos o despiertos, vivir caminando marcha atrás o ir hacia adelante, vivir haciendo el mal o haciendo el bien, vivir cerrando puertas o abriendo puertas, vivir como valientes o vivir con miedo, capacidad que nos hace persistir o desistir, hacer o no hacer.

Cada vez que pasan cosas a nuestro alrededor indistintamente no escojamos voltear la cara sino miremos de frente, sin vergüenza ni temor, con mucho carácter, responsabilidad y dignidad, y si esto ha sido malo o dañino vamos a condenarlo, criticarlo, corregirlo, mejorarlo, pero nunca escojamos quedarnos de brazos cruzados sin hacer nada. Si lo que ha pasado en nuestro alrededor por el contrario ha sido bueno; vamos a honrarlo, aplaudirlo, promoverlo, transmitirlo y dejarlo como legado a futuras generaciones en favor de un mejor mundo.


Somos seres humanos, y de todos los seres vivos que habitamos conjuntamente la tierra a nosotros nos diferencia nuestra humanidad y nuestra capacidad de razonamiento. Si perdiéramos eso y se extingue nuestra humanidad, no quisiera imaginar hasta donde podríamos llegar. Antes de negar una ayuda, sé humano y no olvides nuestra condición humana. Cuando un ser humano se desprende del mayor de los valores de nuestra condición humana, a lo que denominamos “la humanidad”, se convierte en algo menor que un animal o una planta. Cuando un ser humano pierde su sentido de humanidad se convierte en el peor ser vivo de todos. Sé humano por encima de todas las cosas y nunca olvides la consideración, la  benevolencia, la piedad, la caridad, la misericordia, la compasión, la bondad, la filantropía, la sensibilidad, el amor, el altruismo y la afabilidad. El mundo necesita hombre y mujeres que no tengan su capacidad de decidir contaminada o alterada por los tantos vicios que corrompen nuestras sociedades, o también hombres y mujeres que han renunciado a continuar caminos que han sido demostrados como incorrectos, hombres y mujeres con capacidad de decisión justa y transparente, hombres y mujeres que sean verdaderamente humanos.

Aunque pudiera dar lugar a la duda lo poco que cada uno puede aportar depende de como lo mires, pudiera ser lo mucho para otros y si lo miras matemáticamente eso que aportas puede ser suma de todos lo que significara soluciones y resultados.

Yo creo en Dios, en el universo, en el mundo, en la gente, en mi país, en mi familia y en muchas otras cosas más con las que convivimos a diario aunque algunos fomentan que desaparezcan como la fe, la esperanza, el compañerismo, la sensibilidad, el perdón, la honestidad, la compasión, la voluntad, la amistad, la alegría, la generosidad, la amabilidad, la solidaridad, la bondad, la lealtad, la paz, la humildad, el respeto y la gratitud, yo creo en que el mundo puede contar contigo y conmigo, por eso he decidido hacer, aporta, sumar y no callar. Creo que tenemos  en nuestras manos lo necesario, lo suficiente o a lo mejor lo tenemos todo, tenemos la capacidad de hacer un mundo mejor. ¿porque no lo hacemos?



República Dominicana necesita que compartas con ella muchas de las cosas que tienes, y cuando te digo lo de compartir no necesariamente tiene que ser dinero, no necesariamente tiene que ser algo de valor mercantil. 

Existen otras cosas que también se pueden compartir aunque aparentemente no cuestan nada pero están llena de valor y aportan mucho, compartir no siempre se limita a lo que el otro quiere o a lo que el otro espera, compartir también alcanza aquello que sabes que enriquece, suma, aporta, ayuda y desarrolla a otra persona aunque en ese momento esa persona no conozca el valor ni sepa que tanto le has dado. No importa el valor mercantil que tenga lo que compartes, si importa el valor moral, emocional y personal de todo aquello cuanto compartas, si importa el sentimiento que has puesto en el momento en que estas compartiendo, si importa ser un verdadero ser humano.

El diccionario de la real academia de la lengua española define compartir:
         1. tr. Repartir, dividir, distribuir algo en partes.
   2. tr. Participar en algo.

En lo personal yo agregaría un toque inmaterial ya que es saludable, sumatorio y de humanos complementar; lo que repartes, divides o distribuyes en partes, con aquellos valores humanos capaces de transformarte a ti, a mi, a nuestras familias, a nuestra sociedad, a nuestro país, a nuestro continente, a nuestro mundo, a nuestro universo y a lo infinito.
Comparte una sonrisa, un abrazo, un beso, comparte un guiño, un poco de cariño, un gesto de amor, comparte un apretón de mano, una palmada en la espalda, comparte un paraguas, comparte un buen ejemplo, comparte tu verdad, asienta tu mano sobre un hombro en necesidad, comparte una canción, un libro, una película, comparte tu riqueza espiritual, comparte tu tiempo, comparte respeto, gentileza, conocimiento, amabilidad, comparte justicia. Comparte lo que quieras pero comparte, comparte cuanto quieras pero comparte,  siempre tendrás algo que puedas compartir y si puedes cuanto vayas a compartir comparte con humanidad.



República Dominicana cuenta con nosotros, The 11 Men y sus relacionados creemos que se puede. Las cosas no pueden seguir igual, tu país te necesita, has lo que precise pero Re- evoluciona...




¡ÚNETE!








lunes, 28 de enero de 2013

Re - Evoluciona



Re-Evoluciona


Re-Evoluciona

A lo largo de la vida he aprendido que para demandar la justicia social que necesitan los pueblos y para transformar ideas o teorías, las opciones oportunas y necesarias capaces de garantizar ese desarrollo gradual, evolución y crecimiento humano constante son; la participación, la disposición, la perseverancia, la unidad, el conocimiento, la educación, la investigación, el aprendizaje, el dialogo, la diplomacia, el respeto, la salud, la justicia y la confianza y un pensamiento incorruptible y patriótico.


Es necesario evolucionar de manera constante porque la vida misma es evolución, no te quedes estático más bien mantente en movimiento, sé parte de la evolución y con mucho respeto pasa pagina al pasado, Re-evoluciona por las mejores vías o alternativas que tengas, pero evoluciona y si el sistema ya sea por la vía de la inconstitucionalidad, abuso, dictadura o represión te obligan a usar otras alternativas para alcanzar la evolución social de tu pueblo, entonces has uso de la resistencia, rebeldía, oposición, rebelión, insurrección, sublevación, o revolución.

Las cosas no pueden seguir igual, tu país te necesita has lo que precise pero Re- evoluciona...

Dr. Omar G. Guillermo Henríquez. 

martes, 22 de enero de 2013

sábado, 19 de enero de 2013

Soñadores

miércoles, 9 de enero de 2013

Compartir...

Dr. Omar G. Guillermo Henríquez

Compartir es algo más que un simple click en facebook...


Compartir 
por Omar G. Guillermo H.

Cuando hablamos de compartir no necesariamente tiene que ser dinero, no necesariamente tiene que ser algo de valor mercantil. Existen otras cosas que también se pueden compartir aunque aparentemente no cuestan nada pero están llena de valor y aportan mucho, compartir no siempre se limita a lo que el otro quiere o a lo que el otro espera, compartir también alcanza aquello que sabes que enriquece, suma, aporta, ayuda y desarrolla a otra persona aunque en ese momento esa persona no conozca el valor ni sepa que tanto le has dado. No importa el valor mercantil que tenga lo que compartes, si importa el valor moral, emocional y personal de todo aquello cuanto compartas, si importa el sentimiento que has puesto en el momento en que estas compartiendo, si importa ser un verdadero ser humano.

El diccionario de la real academia de la lengua española define compartir:
         1. tr. Repartir, dividir, distribuir algo en partes.
2. tr. Participar en algo.

En lo personal yo agregaría un toque inmaterial ya que es saludable, sumatorio y de humanos complementar; lo que repartes, divides o distribuyes en partes, con aquellos valores humanos capaces de transformarte a ti, a mi, a nuestras familias, a nuestra sociedad, a nuestro país, a nuestro continente, a nuestro mundo, a nuestro universo y a lo infinito.
Comparte una sonrisa, un abrazo, un beso, comparte un guiño, un poco de cariño, un gesto de amor, comparte un apretón de mano, una palmada en la espalda, comparte un paraguas, comparte un buen ejemplo, comparte tu verdad, asienta tu mano sobre un hombro en necesidad, comparte una canción, un libro, una película, comparte tu riqueza espiritual, comparte tu tiempo, comparte respeto, gentileza, conocimiento, amabilidad. Comparte lo que quieras pero comparte, comparte cuanto quieras pero comparte,  siempre tendrás algo que puedas compartir y si puedes cuanto vayas a compartir comparte con humanidad.

Dr. Omar Guillermo
Filosofo y Humanista


Hoy quiero compartir estas letras, esta canción con muy buen mensaje en el que entiendo que enriquece, suman, aportan, ayudan y desarrollan al que le lee y le escucha.





Hay que seguir adelante
a volver a remangarse
y a tirar como se puede
nadie me enseño el caminó
entre tanto desatino
y acertar alguna vez que
nada tengo preparado
tan desastre en el pasado
no me salvo en el presente
nunca se me dio bien remontar
cuando sale todo mal
hasta el mas de mi
obligado se hace fuerte

(Estribillo)
Prefiero caer luchando siendo valiente
ya supe que aunque se gane no es suficiente
no se puede ser feliz cuando a tu lado lloran
a veces toca sufrir
lo entiendo a mi persona
prefiero bailar con ganas aunque no sepa
los filos del corazón mueven mi marioneta
no puedo ni quiero ser aquello que no soy
prefiero seguir presente
allá por donde voy

No sé conceder milagros
y si existen son muy caros
anestesia para el alma
necesito que me digas
aunque sea de mentira
que verdad que no se acaba
a la calle del olvido
me he mudado y ahora vivo
no me salen las palabras
el futuro dime donde esta
que me invita a respirar
y le haga un guiño a
este presente que no avanza

(Estribillo)
Prefiero caer luchando siendo valiente
ya supe que aunque se gane no es suficiente
no se puede ser feliz cuando a tu lado lloran
a veces toca sufrir
lo entiendo a mi persona
prefiero bailar con ganas aunque no sepa
los filos del corazón mueven mi marioneta
no puedo ni quiero ser aquello que no soy
prefiero seguir presente
allá por donde voy

Prefiero decidir
Prefiero despertar con ganas de seguir
Prefiero estar presente

Prefiero bailar con ganas aunque no sepa
los filos del corazón mueven mi marioneta
no puedo ni quiero ser aquello que no soy
prefiero seguir presente
allá por donde voy
prefiero seguir presente
allá por donde voy
prefiero seguir presente
allá por donde voy


Manuel Carrasco



domingo, 23 de diciembre de 2012

Cuando un ser humano manifiesta en su máxima expresión su humanidad dignifica a toda la raza humana...

viernes, 14 de diciembre de 2012

¿Qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos?

Me escribe un amigo diciendo que está muy preocupado por el futuro de sus nietos. Que no sabe qué hacer: si dejarles herencia para que estudien o gastarse el dinero con su mujer y que “Dios les coja confesados”.
Lo de que Dios les coja confesados es un buen deseo, pero me parece que no tiene que ver con su preocupación.
En muchas conferencias, se levanta una señora (esto es pregunta de señoras) y dice esa frase que me a mí me hace tanta gracia: “¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos?” Ahora, como me ven mayor y ven que mis hijos ya está crecidos y que se manejan bien por el mundo, me suelen decir “¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros nietos?”
Yo suelo tener una contestación, de la que cada vez estoy más convencido: “¡y a mí, ¿qué me importa?!” Quizá suena un poco mal, pero es que, realmente, me importa muy poco.
Yo era hijo único. Ahora, cuando me reúno con los otros 64 miembros de mi familia directa, pienso lo que dirían mis padres, si me vieran, porque de 1 a 65 hay mucha gente. Por lo menos, 64.
Mis padres fueron un modelo para mí. Se preocuparon mucho por mis cosas, me animaron a estudiar fuera de casa (cosa fundamental, de la que hablaré otro día, que te ayuda a quitarte la boina y a descubrir que hay otros mundos fuera de tu pueblo, de tu calle y de tu piso), se volcaron para que fuera feliz…y me exigieron mucho.
Pero ¿qué mundo me dejaron? Pues mirad, me dejaron: 
1. La guerra civil española
2. La segunda guerra mundial
3. Las dos bombas atómicas
4. Corea
5. Vietnam
6. Los Balcanes
7. Afganistán
8. Irak
9. Internet
10. La globalización

Y no sigo, porque ésta es la lista que me ha salido de un tirón, sin pensar. Si pienso un poco, escribo un libro. ¿Vosotros creéis que mis padres pensaban en el mundo que me iban a dejar? ¡Si no se lo podían imaginar!
Lo que sí hicieron fue algo que nunca les agradeceré bastante: intentar darme una muy buena formación. Si no la adquirí, fue culpa mía.
Eso es lo que yo quiero dejar a mis hijos, porque si me pongo a pensar en lo que va a pasar en el futuro, me entrará la depre y además, no servirá para nada, porque no les ayudaré en lo más mínimo.
A mí me gustaría que mis hijos y los hijos de ese señor que me ha escrito y los tuyos y los de los demás, fuesen gente responsable, sana, de mirada limpia, honrados, no murmuradores, sinceros, leales,…Lo que por ahí se llama “buena gente”.
Porque si son buena gente harán un mundo bueno. Y harán negocios sanos. Y, si son capitalistas, demostrarán con sus hechos que el capitalismo es sano. (Si son mala gente, demostrarán con sus hechos que el capitalismo es sano, pero que ellos son unos sinvergüenzas.)

Por tanto, menos preocuparse por los hijos y más darles una buena formación: que sepan distinguir el bien del mal, que no digan que todo vale, que piensen en los demás, que sean generosos…En estos puntos suspensivos podéis poner todas las cosas buenas que se os ocurran.
Al acabar una conferencia la semana pasada, se me acercó una señora joven con dos hijos pequeños. Como también aquel día me habían preguntado lo del mundo que les vamos a  dejar a nuestros hijos, ella me dijo que le preocupaba mucho más qué hijos íbamos a dejar a este mundo.
A la señora joven le sobraba sabiduría, y me hizo pensar. Y volví a  darme cuenta de la importancia de los padres. Porque es fácil eso de pensar en el mundo, en el futuro, en lo mal que está todo, pero mientras los padres no se den cuenta de que los hijos son cosa suya y de que si salen bien, la responsabilidad es un 97% suya y si salen mal, también, no arreglaremos las cosas.
Y el Gobierno y las Autonomías se agotarán haciendo Planes de Educación, quitando la asignatura de Filosofía y volviéndola a poner, añadiendo la asignatura de Historia de mi pueblo (por aquello de pensar en grande) o quitándola, diciendo que hay que saber inglés y todas estas cosas.
Pero lo fundamental es lo otro: los padres. Ya sé que todos tienen mucho trabajo, que las cosas ya no son como antes, que el padre y la madre llegan cansados a casa, que mientras llegan, los hijos ven la tele basura, que lo de la libertad es lo que se lleva, que la autoridad de los padres es cosa del siglo pasado. Lo sé todo. TODO. Pero no vaya a ser que como lo sabemos todo, no hagamos NADA.

P.S.
1. No he hablado de los nietos, porque para eso tienen a sus padres.
2. Yo, con mis nietos, a merendar y a decir tonterías y a reírnos, y a contarles las notas que sacaba su padre cuando era pequeño.  
3. Y así, además de divertirme, quizá también ayudo a formarles.




Leopoldo Abadía
http://pensarporlibre.blogspot.com.es/search?updated-max=2012-12-05T07:00:00%2B01:00


Dr. Omar Guillermo nos habla de las setas y hongos.

Detente a pensar si lo estamos haciendo bien.


En el mundo existen más de 550 millones de armas de fuego en circulación, aproximadamente un arma por cada 12 seres humanos en el planeta.   Detente a pensar si lo estamos haciendo bien.

Dr. Omar G. Guillermo Henríquez

domingo, 2 de diciembre de 2012

Se puede crear un mundo mejor...

dedico este vídeo a todos aquellos que creen que se puede...